viernes, 19 de junio de 2009

Francisco Hernández Illana

He publicado recientemente el libro "Cuaderno de cantadas humanas y divinas" de Francisco Hernández Illana. Creo que se trata de la primera edición de obras de Illana, y sin duda el primer libro que se dedica en exclusiva a este maestro. Realmente, es increíble que hasta ahora no se haya publicado nada de un autor tan bueno como Illana.

Mi primera impresión es que se trata de un autor de una musicalidad fácil, muy brillante, que haría las delicias del público de la época (y del público actual, por supuesto). A diferencia de Juan Francés Iribarren, estricto contemporáneo suyo, su música no es tan cuidada, no está meditada en absoluto, simplemente brota abundantemente, casi como si estuviera improvisada. Tampoco es muy proclive a la contemplación, ni a la melancolía ni, mucho menos, a la desesperación. Su música brilla especialmente en los textos festivos, alegres, humorísticos. Cuando los textos son más introvertidos, prefiere el adorno gracioso.
 
Su facilidad musical explica la yuxtaposición de estilos que se aprecian en su obra. Domina el estilo español y muchos villancicos tempranos (en torno a 1730) suenan a obras de Durón de la década de 1690. También domina el estilo italiano imperante en los años 1710 y 1720, como se aprecia en las cantadas editadas. Más que fusión y diálogo entre ambos estilos, se aprecia en sus obras una yuxtaposición de secciones en un estilo y en otro. 

Se trata, en fin, de un compositor importante, que tendría gran aceptación entre el público por su frescura y brillantez, y también por sus geniales toques de humor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada